La penalización del aborto también es un acto de violencia - 25/11/2010

En el día internacional por la eliminación de la violencia contra las mujeres, desde la Colectiva por el Derecho a Decidir llamamos la atención sobre una forma de violencia sobre la que todas sabemos, sobre la que todas callamos.
¡Someter es Violencia!

- Porque la maternidad forzosa es violencia, es discriminación y esclavitud, es negar a las mujeres la condición de autonomía.
- Porque es meterse en el interior del cuerpo y del proyecto de vida de alguien para imponerle la maternidad, sometiéndola a mandatos sociales patriarcales.
- Porque la penalización condena, culpabiliza y estigmatiza la decisión tomada.
- Porque cuando el embarazo es producto de una violación, obligar a la mujer a continuarlo es violentarla nuevamente.
-Porque obligar a una niña embarazada a convertirse en madre, es  exponerla a riesgos en su salud y su vida. Es violentar su proyecto de vida.
- Porque obligar a una mujer a continuar un embarazo cuando se ha diagnosticado que el feto tiene malformaciones incompatibles con la vida, es someterla a tratos crueles y degradantes. Hacerla llegar al parto para luego enterrar a su hijo o hija es someterla a tortura.
 
¡Negar el derecho a decidir es Violencia!

- Porque toda acción dirigida a condenar, impedir u obstruir el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo, es violencia.
- Porque penalizar la decisión sobre el propio cuerpo y sobre la propia vida es privar de la libertad.
- Porque es considerarlas incapaces de decidir sobre su descendencia, pero sobre todo, sobre su conciencia.
- Con pena, miedo y castigo, esto es, con violencia, no se puede decidir con libertad.

¡Vulnerar la dignidad y poner en duda el valor de las mujeres como personas es Violencia!

- Porque más que penalizar el aborto en sí mismo se penaliza socialmente y se disciplina a las mujeres.
-Porque aunque el embarazo sea producto de un delito (violación, incesto, explotación sexual, etc.) en caso de un aborto la que se vuelve delincuente es la mujer.
- Porque muestra lo poco que importamos las mujeres para el Estado que permite su ilegalidad y se niega a hablar seriamente sobre el tema.
- Porque se le da más valor a la vida potencial de un embrión, que a la vida real y concreta de una mujer concreta, con sueños, aspiraciones, con futuro.

¡Negar el derecho a la salud y a la vida de las mujeres es violencia!

- Porque se la obliga a arriesgar su vida en la clandestinidad de un aborto ilegal.
- Porque hay mujeres que mueren por abortos no seguros y esas muertes podían evitarse.
- Porque al exponerlas al riesgo, se les niega el derecho constitucional a la salud y el acceso a la atención médica.
- Porque no se reconoce el riesgo y el daño a la salud emocional de las mujeres que tienen que llevar adelante embarazos no deseados.

¡Profundizar todas las desigualdades y la discriminación es Violencia!

- Porque es un delito que sólo podemos cometer las mujeres y eso es discriminación.
- Porque jamás se incrimina a los hombres que acompañan a sus parejas a practicarse un aborto, o a los que simplemente, las abandonan.
- Porque afecta especialmente a las mujeres pobres que son la que más se exponen.

¡Sostener valores hipócritas, ser cómplice de la clandestinidad y negociar con la vida de las mujeres es Violencia!

- Porque es hipócrita obligar a una mujer a arriesgar y sacrificar su vida en nombre de la vida.
- Porque se sostiene el negocio de los médicos y de todas las personas que lucran con el aborto clandestino. El aborto no es para lucrar. El aborto no es para matar. El aborto implica una decisión muy difícil pero que siempre es una decisión por la vida.

¡Negar el acceso a la educación sexual y la prevención de los embarazos no deseados es Violencia!

- Porque sin una educación para la sexualidad basada en principios laicos, científicos y libres de prejuicios, las personas estamos menos preparadas para tomar decisiones.
- Porque sin un verdadero acceso a la información y a los anticonceptivos, no se educa la sexualidad orientada con el placer y la planificación familiar.

Por todo esto DESPENALIZAR el aborto es contribuir a construir una sociedad más justa y libre de violencia.