Comunicado 28 de mayo, Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer

Fue en Costa Rica, en mayo de 1987, que se decidió proclamar el 28 de Mayo como Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, en el marco del V Encuentro Internacional sobre Salud de la Mujer y con el objetivo de reafirmar el derecho a la salud como derecho humano de las mujeres, accesible sin restricciones o exclusiones.

 

Los derechos sexuales y derechos reproductivos son parte clave de la salud de las mujeres, y dentro de estos la aplicación del aborto terapéutico como parte de un abanico de opciones accesibles para aquellas mujeres que lo necesiten. En nuestro país este se encuentra incluido en el artículo 121 del Código Penal desde el año 1954, con la figura del aborto no punible, que se contempla para salvaguardar la vida y la salud de la madre.

 

A partir de esta fecha tan significativa, y en medio de las convenciones de partidos políticos previas al año electoral que se acerca, cuyos precandidatos (as) incluyen en sus debates discusiones pobres, prejuiciosas y moralistas, sobre el aborto y el derecho a decidir de las mujeres:

 

  • Exigimos que los precandidatos (as) y candidatos (as) a puestos de decisión realicen un abordaje serio, con información veraz, científica y laica, sobre el tema de aborto, el derecho a decidir y los derechos sexuales y reproductivos en general, ya que el estado actual de la situación afecta la salud y la vida de las mujeres.

     

  • Hacemos un llamado, desde la Colectiva por el Derecho a Decidir, a las mujeres a lo interno de los partidos políticos para exigir un acercamiento respetuoso de los derechos humanos, y particularmente de los derechos de las mujeres, por parte de las vocerías y candidaturas de los partidos políticos al debate, recordando que la desigualdad que vivimos actualmente sobre estos temas margina a un sector importante de la población.

 

Los procesos electorales con información superficial y tendenciosa son un reflejo de la forma de hacer gobierno de las élites políticas cooptadas por grupos religiosos. En un ambiente preelectoral en que se proponen “gobiernos por decreto”, desde la ciudadanía debemos exigir de manera contundente: responsabilidad y respeto de parte las y los futuros tomadores de decisiones en el abordaje de temas tan importantes como el derecho a decidir y el aborto.

 

#NoDemuestreSuIgnoranciaComoLoEstánHaciendoLosCandidatosPresidenciales