17 de Mayo: Día Nacional e Internacional contra la Homofobia

Un gobierno que habla de derechos humanos pero respalda acciones homofóbicas 

 

En la administración de Laura Chinchilla las lesbianas, bisexuales, gays, transgénero e intersex (LBGTI)  somos ciudadanas y ciudadanos de segunda categoría. A pesar de que la Sala Constitucional ha indicado que se debe crear legislación y tomar acciones para proteger los derechos de esta población, este gobierno no ha planteado ninguna iniciativa para avanzar en esa materia, al punto en que cada vez que la mandataria ha sido interpelada, ha contestado que las iniciativas a favor de la diversidad sexual no forman parte de sus prioridades. De esta forma, a pesar de que públicamente ha reconocido que no protegerá los derechos humanos de las personas LGBTI en Costa Rica, la presidenta, no ha tenido reparos en  ocupar un puesto en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

 

Por otra parte, el pasado 1 de Mayo la presidencia de la Asamblea Legislativa quedó en manos del PASE, un partido homofóbico que ha manifestado en reiteradas ocasiones que hará todo lo que esté a su alcance para evitar que se protejan los derechos humanos de las personas LBGTI, incluyendo el bloqueo sistemático de cualquier proyecto de ley que pretenda garantizar los derechos de las diversidades sexuales. Es importante recalcar, que el PASE llegó a la presidencia del congreso gracias a los votos y el respaldo político del Partido Liberación Nacional.

 

¿Qué es lo que está esperando este gobierno para considerar el tema de derechos humanos y diversidad sexual una prioridad? ¿Será que necesitan que la sangre llegue al río, como en el caso del asesinato de Daniel Zamudio en Chile? Los municipios declaran las ciudades libres de discriminación por orientación sexual, sin embargo continúan los actos de violencia hacia personas LGBTI en restaurantes y locales comerciales que operan con licencias de esas mismas municipalidades.  No nos equivoquemos, la discriminación por orientación sexual e identidad de género es violencia y si no tomamos acciones concretas para erradicar la homofobia, esta irá en aumento.   

 

Desde la Colectiva por el Derecho a Decidir exigimos que el gobierno de Costa Rica cumpla con los compromisos que ya ha adquirido con la firma y ratificación de instrumentos internacionales y desarrolle la legislación nacional necesaria para reconocer y garantizar los derechos humanos de las personas LBGTI en Costa Rica. Mientras esto no suceda, nuestra organización continuará denunciando y visibilizando esta problemática a nivel nacional e internacional:

 

¡Alto a la violencia homofóbica!

 ¡Derechos humanos para todos y todas YA!